Así consigue el AutoPilot 2.0 ver la carretera incluso con el coche cubierto de nieve

Escrito por
Coches eléctricos
0

Elon Musk anunciaba semanas atrás que sus coches ya están listos para la conducción autónoma, lo que no quiere decir que sean ya autónomos al cien por cien, en tanto que se ha actualizado su hardware. La compañía dedicada a los coches eléctricos quiere abordar un nuevo nivel de conducción autónoma (el más alto), y en este camino las claves son el nuevo software, y la evolución de la legislación en los diferentes países en que operan. Pero centrándonos en este nuevo hardware, la compañía ha enseñado algunos de los ‘secretos’ que garantizarán su funcionamiento bajo cualquier circunstancia.

El fabricante estadounidense, con el estreno de AutoPilot 2.0, aseguró que los radares LIDAR no son necesarios para la conducción autónoma. En su lugar, la compañía ha aprovechado un sistema de cámaras dispuestas en la carrocería de sus vehículos, en tanto que el LIDAR –basado en láser, en lugar de ondas de radio-, puede ser impreciso con lluvia o nieve. Sin embargo, especialmente en países en los que el clima es frío y las precipitaciones altas, se preguntaban cómo evitaría Tesla que sus cámaras acaben cubiertas de nieve. ¿Tendríamos que ‘rascar’ el parabrisas cuando cae nieve, como en los vehículos actuales? No, no hace falta en los coches autónomos, o al menos no en los fabricados por Tesla.

Cámaras ‘calefactables’, así es como resuelve Tesla la falta de visibilidad de su hardware AutoPilot 2.0

En la parte frontal los Tesla con AutoPilot 2.0 tienen un radar, y en la carrocería varios sensores ultrasónicos, pero la clave de su sistema de conducción autónoma en términos de hardware está en las ocho cámaras que están dispuestas también a lo largo y ancho de la carrocería. Estas cámaras, efectivamente, pueden taparse con la nieve. Sin embargo, como se puede ver en el vídeo que acompaña a esta publicación, las cámaras cuentan con su propio sistema de ‘calefacción’ que, cuando detecta nieve en su superficie –que impida la correcta visibilidad para la detección de objetos en el entorno-, se activa y deshace la nieve por sí solo. Ahora bien, además se ha podido conocer que es posible que el sistema de conducción autónoma funcione con plena fiabilidad aunque algunas de las cámaras estén ‘tapadas’.

Relacionado:http://motor.adslzone.net/modelos/precios/precio-tesla-model-s-model-x-espana

No todas las cámaras de los Tesla con AutoPilot 2.0 cuentan con este sistema, que permite calentar la carrocería –o el cristal- justo en la zona de visibilidad del sistema de hardware, sino que sólo funciona en las dos cámaras del frontal y en las dos que están ubicadas en los paneles laterales, y concretamente en la posición más adelantada. De momento, respecto al por qué no todas las cámaras cuentan con este sistema, Tesla no ha dado detalle alguno de forma oficial, pero sí se explicó anteriormente que no es necesario que todas las cámaras recojan información de forma constante para que el sistema de conducción autónoma funcione con total fiabilidad. En cualquier caso es curioso ver cómo se calientan para derretir la nieve y permitir la recopilación de información sobre el entorno.

Fuente > AutoEvolution

Compártelo. ¡Gracias!