Skoda Vision E: un anticipo de su primer coche eléctrico

Escrito por
Coches eléctricos
0

Hace apenas unos días pudimos saber que Skoda está preparando su primer coche eléctrico y que, según indicaciones de la propia compañía, estará disponible en 2020 ó en 2021. Ahora bien, el plan completo por parte de la firma checa contempla cinco coches eléctricos en 2025. Y en ese camino, además de que antes llegarán híbridos enchufables desde 2019, antes pasaremos por varios prototipos como el Skoda Vision E que nos ocupa, y que es un anticipio de esta hoja de ruta.

El Skoda Vision E se presentará este mes de abril en Shanghái, pero mientras la firma ha presentado algunas pinceladas sobre él. Se trata de un prototipo de coche eléctrico, con carrocería de SUV coupé de cinco puertas. Tiene unas dimensiones de 4,645 metros de largo por otros 1,917 de ancho y 1,55 metros de alto. Y su distancia entre ejes es de 2,85 metros, gracias a lo cual cuenta con una buena habitabilidad tanto por el espacio del habitáculo como por la capacidad de carga de su maletero. Pero lo más interesante, como es evidente, es que se trata de un coche eléctrico que promete nada menos que 500 kilómetros de autonomía con una única carga completa.

skoda vision e

Skoda presenta su primer SUV eléctrico, el Skoda Vision E

De momento es sólo un prototipo, pero es una buena base de lo que la firma checa lanzará en los próximos años. Como decíamos, se trata de un SUV coupé de carrocería estilizada, algo que favorece la aerodinámica y por tanto la autonomía. Entre sus prestaciones en el apartado técnico, más allá de esos 500 km de autonomía que promete, contamos con 306 CV de potencia combinada gracias a sus baterías de iones de litio conectadas a dos motores eléctricos. Otro dato son sus 180 km/h como velocidad máxima.

Pero Skoda no ha presentado este prototipo para adelantar únicamente su tecnología en la movilidad eléctrica, sino que además con el Skoda Vision E anticipa su futuro en la conducción autónoma. De momento, con él alcanzan hasta el nivel 3. Es decir, que este prototipo es capaz de gestionar por sí solo situaciones de congestión de tráfico elevada, con el mantenimiento activo en carril y operaciones de adelantamiento. También, por otro lado, es capaz de hacer el aparcamiento –entrada y salida- por sí solo.

Compártelo. ¡Gracias!