Tesla ha ‘trucado’ su Model S P100D y ahora sí es el más rápido del mundo

Escrito por
Coches eléctricos
0

Hay algo curioso en los coches eléctricos de Tesla, y es que vienen equipados –algunos de ellos- con lo que oficialmente se denomina ‘modo ridículo’, si lo traducimos de forma directa al castellano. Y esto es, precisamente, lo que les permite exprimir al máximo su equipamiento eléctrico que lo propulsa para aumentar sus prestaciones ligeramente. Tesla ya tenía en su gama más alta los P100D, que en el caso del Tesla Model S lo había colocado entre los más rápidos. Ahora no es uno de ellos, sino el más rápido del mundo.

¿Qué tiene que ver ese ‘ludicrous mode’, o ‘modo ridículo’ con que sea el más rápido del mundo? Pues que, a fin de cuentas, no es más que un modo especial para máximo rendimiento que permite exprimir su sistema de propulsión eléctrica más allá de las especificaciones técnicas regulares. Y ahora, más allá del ‘ludicrous mode’ está un nuevo ‘easter egg’ que aumenta todavía más sus prestaciones con esa única finalidad, convertirlo en el coche más rápido del mundo. Y es interesante, porque ahora sí que se ha colocado por encima de sus ‘homólogos’ de combustión interna, y también los híbridos.

tesla model s

Ahora el Tesla Model S P100D sí que es el más rápido del mundo

Atrás se queda el Ferrari LaFerrari con su mecánica híbrida, y también el Porsche 918 Spyder, y también el impresionante Bugatti Veyron 16.4 Grand Sport Vitesse. Ahora no hay modelo de producción que se le resista al Tesla Model S P100D, porque Elon Musk ha anunciado un modo especial que lo catapulta por encima de todos ellos. Con este modo especial conseguimos nada menos que 2,4 segundos. ¿De qué? De tiempo necesario para hacer el 0 a 100 km/h, que anteriormente se conseguía en una décima más, y dejaba al de mayores prestaciones de Tesla en un podio muy peleado.

Relacionado:http://motor.adslzone.net/preparaciones/tsportline-tesla-model-x-unico-165-000-euros

En los vehículos de combustión interna, sí, el software puede mejorar sus prestaciones. La mecánica ha avanzado y, sobre todo gracias a la turboalimentación podemos conseguir prestaciones más altas que ‘las de serie’ gracias a la reprogramación de centralita. Ahora bien, en un coche eléctrico esto ya no implica ir al taller y confiar en las manos de un ingeniero. No, sólo hace falta una ‘actualización OTA’como las del móvil, que llegan por ‘WiFi’- y punto. Y esto es lo que ha hecho Tesla prometiendo una nueva actualización del software de su Tesla Model S P100D para eso, para ser el más rápido del mundo.

Compártelo. ¡Gracias!