Así le afecta el frío a tu coche ¿cómo arrancarlo en invierno?

Escrito por
Interesante
0

En España acostumbramos a una temperatura media elevada, y por tanto sólo experimentamos los problemas del frío sobre nuestros vehículos en los meses de invierno. Positivo en tanto que sólo durante algunos meses nos afectan, pero también negativo en tanto a que no tenemos tantos conocimientos sobre cómo afrontarlo. Las temperaturas bajas, en definitiva el frío, afectan a varios de los componentes que conforman la mecánica de tu coche –de manera negativa-, pero todas y cada una de las consecuencias se pueden resolver de forma sencilla, para evitar problemas. Te explicamos cómo le afecta el frío a tu coche y, evidentemente, qué debes hacer al respecto.

Lo primero que puedes notar cuando hace frío –mucho frío- es que se forma una capa de hielo sobre el parabrisas, que puede provocar que los limpiaparabrisasque pierden elasticidad por debajo de los 10 ºC- se queden pegados. Cuando esto ocurra, cuando se forme una capa de hielo sobre el cristal, no actives el limpiaparabrisas si no quieres que sufra el motor eléctrico y las gomas acaben rompiéndose. Es crucial que, antes de nada, actives la ventilación de la parte frontal para que se caliente progresivamente, sin un cambio brusco puesto que el cristal podría partirse si somos demasiado bruscos. Pero incluso antes de esto –que lo haremos con el motor encendido-, hay otras precauciones que debes tener en cuenta para cuidar la mecánica de tu vehículo cuando hace frío.

neumaticos de invierno

Incluso la presión de los neumáticos se ve afectada por el frío, por lo que hay que extremar la precaución en el arranque y mantenimiento, pero también sobre la conducción.

Cómo le afecta el frío a tu coche, y qué debes hacer al respecto

El frío afecta al aceite del motor: los 20W-xx aumentan su viscosidad de forma considerable por debajo de los -10 ºC reduciendo sus propiedades como lubricante del bloque, mientras que los aceites tipo 0W-xx resisten mejor a las bajas temperaturas manteniendo su viscosidad hasta los -40 ºC. Por lo tanto, es importante que sepas qué tipo de aceite lleva el motor, y tengas cuidado en consecuencia. El combustible, sin embargo, no se congela hasta los -80 ºC, aproximadamente, luego no deberías tener problema para arrancar el motor. Y a la misma temperatura es cuando se congela también el líquido de freno, así que es complicado que tengas problemas con este tipo de componentes.

Pero retomando el encendido del coche en frío, recuerda que la batería empieza a verse afectada desde los 0 ºC, y cuando se alcanzan los -10 ºC es cuando habremos perdido la mitad de potencia. Es aquí cuando notaremos ciertos problemas para arrancar. Por lo tanto, una de las precauciones clave está en mantener estable la temperatura de la batería, que en definitiva será la que posibilite el arranque del vehículo, y a partir de ahí podremos estabilizar la temperatura del resto de componentes y líquidos.

bmw nieve

Para arrancar un coche en frío es crucial apagar luces y calefacción, de tal forma que se reduzca el esfuerzo sobre la batería, que es uno de los componentes que más sufren. Una vez arrancado, el calentamiento del habitáculo y mecánica se hará de forma suave y progresiva, con especial atención sobre la temperatura del aceite del motor.

Arrancar el coche en frío ¿cuáles son los pasos que debería seguir?

Como ya comentábamos, la temperatura de la batería es crucial para que sea posible el arranque del coche en frío. Si está por debajo de os -10 ºC, entonces es cuando encontraremos problemas. El primer paso es conseguir que la temperatura de la batería se estabilice –a ser posible por encima de esta temperatura-, y a partir de ahí arrancar el coche sin acelerar. Con el motor arrancado, sencillamente dejaremos que se caliente por unos minutos, por sí solo, y aún sin activar la calefacción para evitar esfuerzos adicionales sobre la batería y el sistema de arranque.

Es cuando el aceite del motor se ha calentado hasta la temperatura idónea –según el indicador del cuadro de instrumentos-, cuando ya podremos activar la calefacción y, concretamente, seleccionando las salidas de ventilación de la parte frontal, las ubicadas justo en la parte inferior del cristal delantero. De esta forma podremos deshacer el hielo del cristal, si lo hubiera, de forma progresiva y calentando también el habitáculo al mismo tiempo. Todo esto, como anticipábamos, deberíamos hacerlo sin la calefacción puesta para evitar sobresfuerzos, y sin acelerar el vehículo ni engranar ninguna velocidad. Si lo hacemos, dado que los lubricantes están más viscosos, podemos provocar averías sobre la mecánica del vehículo.

A los coches eléctricos, las bajas temperaturas también les afectan: se pierde autonomía y el aceite que lubrica la transmisión pierde viscosidad aumentando las fricciones de los componentes mecánicos.

renault zoe nieve

¿Qué hay de los coches eléctricos? ¿Cómo les afecta el frío?

A los coches eléctricos, como podrás imaginar, también les afecta el frío. En su caso, también se ven afectados por la falta de viscosidad sobre el aceite que lubrica la transmisión, y por supuesto, a este tipo de vehículos les afecta más todavía el enfriamiento de la batería. En este caso es crucial, para el arranque, que la batería se encuentre a la máxima temperatura posible. Y en cualquier caso, lo que vamos a experimentar cuando se haya arrancado es que ofrece menor autonomía. Es difícil calcular cómo le afecta de forma exacta, puesto que depende de la temperatura exterior –y de la batería-, y evidentemente también de la capacidad que ofrezca.

Los coches eléctricos no sólo se ven afectados por el frío en la capacidad de su batería, concretamente en la autonomía, sino también en la capacidad de carga y descarga de la misma. De hecho, incluso el sistema de frenada regenerativa se puede ver afectado bajo condiciones de climatología especialmente fría. A modo de recomendación, es importante aprovechar las funciones de pre-calentamiento que la mayoría de ellos ofrecen a través del emparejamiento con el teléfono inteligente, de tal manera que antes de montar al vehículo se prepare el sistema de calefacción del habitáculo para mejorar la temperatura del vehículo y de su instalación eléctrica.

Compártelo. ¡Gracias!