El futuro es que ‘unos coches avisen a otros’ sobre el peligro

Escrito por
Interesante
0

Antes que llegue la conducción autónoma pura, esa en la que seremos pasajeros incluso en el puesto de conducción, los principales fabricantes del sector están avanzando en el desarrollo de la tecnología. Y protagonistas de esta evolución son el ‘trío alemán’ compuesto por Mercedes-Benz, Audi y BMW, pero también Volvo. Con respecto a esta última, la compañía sueca, en nuestra reciente prueba del Volvo S90 pudimos ver por dónde van los tiros, y el futuro es que unos coches avisen a otros.

Pocos días después de que hayamos probado en Motor ADSLZone el nuevo Volvo S90, el fabricante sueco ha informado sobre una novedad para toda la Serie 90 que es clave en este horizonte: el de la conducción autónoma. Ya habían hablado de ello anteriormente, pero ahora han hecho realidad el funcionamiento de ‘la nube’ como puente entre sus vehículos. Es decir, que ahora ya han comenzado a utilizar un sistema de información compartida entre coches de la misma marca, según el cual unos alertan a otros sobre ciertos riesgos y peligros en la vía.

volvo v90

Alerta de firme deslizante: unos coches avisan a otros sobre tramos peligrosos

Para toda la Serie 90 de Volvo, es decir, los modelos XC90, V90 y S90 con sus diferentes versiones, ahora en algunos mercados está disponible un sistema de alerta de firma deslizante, y otra tecnología que denominan alerta de luces de emergencia. El primer sistema se encarga de alertar al conductor de que el tramo por el que está a punto de circular con su vehículo presenta riesgo por la superficie deslizante. Y el segundo sistema, sencillamente, alerta al usuario de que hay alguien parado en la vía, con las luces de emergencia puestas.

Relacionado:http://motor.adslzone.net/pruebas/prueba-volvo-s90-d4-190-cv

Esta información que se ofrece al propietario de cualquiera de los Serie 90 de Volvo es posible gracias a esa conexión en la nube entre unos y otros de sus vehículos. Por el momento no se va a lanzar en España esta tecnología, pero es un primer paso para los coches inteligentes. Y es importante porque, de momento, permitirá a los usuarios anticiparse a situaciones de riesgo gracias a la información prestada por otros vehículos. Pero igualmente se recogerán datos de forma anónima para seguir estudiando cómo se reacciona y actúa ante este tipo de situaciones. En definitiva, un análisis de datos sobre el comportamiento humano, que son los cimientos de la conducción autónoma. De hecho, con la tecnología Pilot Assist el fabricante ya ofrece la posibilidad de que el coche controle la dirección, el acelerador y freno de forma autónoma, aunque sólo como asistente.

Compártelo. ¡Gracias!