¿Sabías que inflar las ruedas con nitrógeno es bueno?

Escrito por
Interesante
0

De lo que inflas habitualmente los neumáticos no es oxígeno, sino aire. Y en este aire que empleamos para los neumáticos, sí, hay oxígeno (21%), pero también nitrógeno (78%) y otros gases. Y como sabrás, el metal y el oxígeno no son muy buenos amigos, para las propiedades de algunos metales. Es por esto, y por otros motivos, que inflar las ruedas con nitrógeno es bueno, de hecho, es mejor que hacerlo con aire por varios motivos.

No todo son ventajas, y hay algunos inconvenientes obvios al inflar las ruedas con nitrógeno como, por ejemplo, la disponibilidad de este gas frente a los compresores de aire disponibles en prácticamente cualquier estación de servicio. Ahora bien, es un gas mucho más conveniente para el interior de tus neumáticos, por ejemplo, por la sencilla razón de que el cinturón de acero de los neumáticos se puede oxidar con el tiempo, así como las llantas y otros componentes cercanos. En cuanto al desgaste del neumático, o de sus propiedades, el oxígeno del aire que utilizamos para inflarlas puede reducir la flexibilidad del caucho.

neumatico nitrogeno

Por qué el nitrógeno es mejor para inflar las ruedas de tu coche

Una de las propiedades del nitrógeno frente al airecon oxígeno-, es que las moléculas de este gas son mayores. Es decir, que con nitrógeno es más difícil que se porduzcan fugas. Pero hay otro problema en el aire que utilizamos habitualmente, y es que se trata de un gas húmedo. Que sea un gas húmedo –bueno, una mezcla heterogena…- significa que se ve afectado por la evaporación con las altas temperaturas. En términos más sencillos, si empleamos aire para inflar las ruedas de nuestro coche, es necesario revisar la presión una vez al mes por la inestabilidad del gas de su interior, mientras que con nitrógeno no nos afectarían estos cambios de presión.

Relacionado:http://motor.adslzone.net/interesante/neumaticos-usados-segunda-mano

¿Realmente se notan todas estas ventajas en el coche?

Todas estas son las diferencias teóricas entre los gases, y aplicadas al inflado de ruedas. Lo más importante es que, como comentábamos al principio, habituablemente no llenamos las ruedas de oxígeno puro, sino de aire, que en su mezcla tiene casi un 80% de nidrógeno. Los problemas de oxidación pueden producirse, claro, pero los materiales empleados en neumáticos y componentes cercanos están debidamente protegidos, además de que en cualquier caso entrarían en un contacto similar con el aire fuera de la cámara. Lo que sí es cierto es que el nitrógeno reduciría la inestabilidad de la presión de los neumáticos por los cambios de temperatura, pero… tiene otras muchas desventajas que, como es evidente, no compensan.

Compártelo. ¡Gracias!