¿Es legal llevar un avisador de radares en el coche?

Escrito por
Interesante
0

¿No has oído nunca que los detectores de radares son ilegales? Pues, efectivamente, así es. Pero hay una importante confusión generalizada entre los conceptos inhibidor, detector y avisador. Aquí es donde están las diferencias, y lo que determina que la Guardia Civil nos pueda multar por llevar un dispositivo en el vehículo, o no.

Existen, principalmente, tres tipos de dispositivos diferentes. Por un lado están los inhibidores de radares, como comentábamos anteriormente, y son equipos diseñados para rastrear, anular o modificar el funcionamiento de los radares colocados en la vía pública. Funcionan tanto con radares móviles como con los radares fijos, y son los peor vistos según las últimas modificaciones introducidas en la normativa por la Ley de Tráfico de 2014. En caso de que la Guardia Civil detecte que llevamos un inhibidor de radares instalado en el vehículo, además de la obligación de desinstalarlo nos llevaremos a casa una multa de 6.000 euros y la retirada de 6 puntos del carnet.

coyote avisador de radares

Avisadores y detectores de radares de velocidad ¿qué podemos llevar en el coche?

Los inhibidores de radares que comentábamos anteriormente suelen ir escondidos en el coche, mientras que los detectores de radares son equipos más reducidos –por lo general- e instalados de forma visible. En este caso hablamos de dispositivos que están diseñados para rastrear la localización de los radares y, evidentemente, alertar al conductor de que se aproxima a uno de ellos. Igualmente, estos equipos cuentan con tecnología para la detección de señales de radares fijos y móviles, y es por eso que están prohibidos también desde la entrada en vigor de la Ley de Tráfico de 2014, desde el 9 de mayo de 2014. Igualmente, si nos pillan con uno de estos, multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet.

Los que sí están permitidos son los avisadores de radares. Este tipo de programas se incluyen en los navegadores GPSy teléfonos inteligentes- y, básicamente, consisten en una base de datos con los radares fijos registrados como información fija. Es decir, que únicamente indican dónde están los radares, pero no interactuan con los mismos ni modifican su normal funcionamiento. Cada año, la propia Dirección General de Tráfico hace públicos los detalles sobre la situación y ubicación de los radares fijos, que son los que se registran por parte de los avisadores de radares, pero a estos equipos escapan los radares móviles.

Compártelo. ¡Gracias!