Matrículas reflectantes, otro truco ilegal contra los radares

Escrito por
Interesante
2

Hace unos días pudimos ver cómo un conductor instaló una cortinilla para ocultar la matrícula y evitar pagar los peajes y, sobre todo, que los radares pudieran captar el momento en que pasaba con su vehículo sobrepasando la velocidad máxima permitida. Pero este ‘truco’ no es el único que utilizan algunos conductores. Y el que nos ocupa hoy es uno de los trucos más populares contra los radares, e indudablemente uno de los más eficaces –al menos según parece-. Se trata de pegatinas para la matrículque evitan ser identificado por un radar de velocidad.

Los radares de España no son pocos, no recaudan poco, y algunos conductores valoran aprovechar algunas soluciones ‘anti-radares’ para evitar que su bolsillo se resienta. Sobra decir que el mero hecho de instalar cualquier artilugio que impida la identificación del vehículo y su propietario, o el conductor, es ilegal, exactamente igual que las acciones que se tratan de evitar con estas herramientas. Pero más allá de ello, no deja de ser curiosa la picaresca de los conductores que aprovechan interesantes herramientas de este tipo. En el caso de las pegatinas, básicamente se aprovecha la reflectancia para provocar que la matrícula sea ilegible cuando se activa el ‘flash’ de los radares.

Pegatinas reflectantes para la matrícula, otra forma (ilegal) de evitar ser pillado por los radares de velocidad

El contraste entre los colores negro y blanco para las matrículas, con el fondo en el segundo tono y las letras y números en el primero, está planteada para que ese máximo contraste permita la óptima legibilidad de sus cifras. Ahora bien ¿qué pasaría si las letras (y los números, claro) fuesen también blancas? Que, evidentemente, no se podría leer absolutamente nada. Y esto es lo que consiguen unas pegatinas para la matrícula que reflejan toda la luz que se proyecte contra las mismas. Es decir, que cuando se activa el ‘flash’ de los radares de velocidad -sólo por la noche-, la fotografía capta una matrícula completamente blanca que no permite identificar el vehículo y a su propietario, y por ende tampoco al conductor que haya infringido las normas de tráfico.

Es una solución a medias, en tanto que durante el día se puede identificar perfectamente al vehículo –incluso los radares pueden-, y únicamente es válido cuando salta el flash de un radar de velocidad. Además, evidentemente es completamente ilegal, y aunque en la fotografía no se va a poder ver cuál es la matrícula, es fácil identificar a quien lo usa. ¿Por qué? Porque además de los radares de velocidad –que captan imágenes de los infractores-, hay también cámaras de seguridad en las carreteras. Es decir, que es tan fácil como rastrear el camino que ha seguido un vehículo que aparece en el radar con matrícula blanca y, cogiendo imágenes de una cámara de seguridad, comprobar la matrícula o incluso la cara del conductor. Es una solución barata frente a otras alternativas, pero ilegal, y aunque pinta muy bien es muy fácil de ‘cazar’, además de que las autoridades saben perfectamente que esto existe.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo
  • luismg

    ¿acaso tiran todas las fotos con flash?
    ¿que ocurre cuando un coche patrulla te eche la foto y vea que tu matricula es invisible? ya veras que diversión, la que te va a caer

    • Carlos González

      Efectivamente, únicamente es válido para radares, y por la noche… y la Guardia Civil es muy consciente de que esto existe. Un saludo!