El Audi R8 más barato montará un V6 biturbo de 500 CV

Escrito por
Nuevos modelos
0

Sabemos que habrá un Audi R8 más barato, y que evidentemente llegará con un motor más pequeño respecto a las opciones actuales con 540 y 610 CV de potencia gracias al FSI V10 de 5.2 litros con que se ofrece. Y se ha venido hablando de un 2.5 litros de cuatro cilindros en línea como posible bloque para esta versión de acceso, así como de un V6 3.0 litros para el Audi R8. Ahora que cada vez nos acercamos más a su estreno, parece que sí, será el V6 biturbo montado por Porsche en el Panamera más reciente el que configurará la mecánica de este nuevo estreno.

Concretamente hablamos de un motor V6 de 2.9 litros de cubicaje y turboalimentado. Es exactamente el mismo V6 biturbo que monta el Porsche Panamera, y que Audi parece que aprovechará para su Audi R8 más barato y de menores prestaciones de la gama, pero también para el Audi RS4. De hecho, en términos de potencia se habla de en torno a los 500 CV, lo que dejaría un espacio de 40 CV frente al V10 menos prestacional, con otro espacio de 70 CV respecto a la opción más completa de la gama por su mecánica y prestaciones. En el Audi RS4, eso sí, se desconoce si se mantendría también con esos 500 CV de potencia, o si bien la firma alemana lo dejará ligeramente por debajo.

Con el V6 biturbo y un compresor eléctrico, alcanzando los 500 CV de potencia, Audi estaría buscando ofrecer un Audi R8 lo más cercano posible a una versión atmosférica, que ni existe ni existirá.

audi r8 v10

Un Audi R8 de 450 CV, con motor V6 biturbo de 2.9 litros ¿por qué este motor, y no otro más pequeño?

Este bloque en el Audi R8 más económico de la gama alcanzaría los 500 CV de potencia, pero en el Audi RS4 se quedaría con 450 CV. Una diferencia importante que, por otro lado, tendría que ver con un compresor eléctrico adicional para el modelo más deportivo. Es decir, en el Audi RS4 podría llegar con la configuración biturbo que ya conocemos, mientras que en el Audi R8 se añadiría un compresor eléctrico que añada ese ‘extra’ de potencia y que, por otro lado, ayude a solventar otros ‘problemas’. Concretamente, igual que en el Audi Q7 V8 TDI, el compresor eléctrico resolvería el pequeño turbolag que existe.

La clave en esta configuración mecánica, habiendo abandonado ya el motor V8 para el Audi R8, sería ofrecer la experiencia más cercana a un motor atmosférico. Ni siquiera Porsche se ha mantenido con el Porsche 911 en esta configuración, a excepción de la serie especial R con unidades muy limitadas, pero hay configuraciones como esta, biturbo y con compresor eléctrico, que al menos sobre el papel prometen la experiencia más cercana a las sensaciones que ofrecería una mecánica de aspiración natural. Por eso, que sólo haya 40 CV de potencia en la diferencia entre este menor y el más bajo actualmente, no debería ser un problema en el mercado.

Fuente > AutoEvolution

Compártelo. ¡Gracias!