El BMW Serie 1 dirá adiós a la tracción trasera

Escrito por
Noticias
0

La próxima generación del BMW Serie 1 va a normalizarse, perderá la tracción trasera. De esta forma seguirá la línea de los demás modelos compactos premium, y lo hará basándose en la plataforma UKL que ya utilizan en MINI, con motor delantero y tracción delantera. Además, también es la misma que se utiliza en el BMW X1 de última generación, y en el BMW Serie 2 Active Tourer, y frente a la utilizada en el actual BMW Serie 1, supondrá para el compacto un importante crecimiento en su habitabilidad interior.

Que tracción y motor se vayan a desplazar en el nuevo BMW Serie 1 es sinónimo de ganar en espacio interior, algo que se aprovechará especialmente en el maletero y las plazas posteriores. Además, sabemos ya que el acceso a los asientos traseros será más cómodo y amplio. En otros términos, sobre la tercera generación se ha podido saber que contaría con una versión híbrida enchufable, apoyada en una de sus mecánicas gasolinas y con batería eléctrica suficiente para circular hasta 50 km sin apoyo del motor de combustión interna.

Un cambio radical para el BMW Serie 1 de tercera generación

En la gama mecánica del BMW Serie 1, transformada por completo por el cambio de estructura, además de la versión híbrida enchufable estarán las habituales mecánicas gasolina y turbodiésel. Y se podrán configurar –algunas- con tracción integral xDrive como opción. Lo que no se sabe, pero sigue siendo una posibilidad, es que cuente con una versión eléctrica como el Volkswagen e-Golf. En cualquier caso, esta versión eléctrica no se espera para la misma fecha de estreno que las versiones base del BMW Serie 1.

Otra ventaja que aportará esta transformación es una sustancial pérdida de peso, algo que juega a favor de las emisiones contaminantes y del consumo. Pero además, también es un punto a favor de las versiones deportivas, que las habrá, y previsiblemente para enfrentarse incluso al Audi RS3 y el Mercedes-AMG A45Aquí es donde encajaría la renovación del BMW 1M, con un nuevo bloque motor de cuatro cilindros y superando los 300 CV de potencia. Pero es evidente que el cambio de plataforma también es una forma de reducir costes de producción para el compacto, y en esta línea se apuesta también por abandonar las tres puertas entre las posibles carrocerías.

Compártelo. ¡Gracias!