La Justicia vuelve a castigar a Volkswagen en España por el ‘dieselgate’

Escrito por
Noticias
0

La primera sentencia contra Volkswagen llegaba hace aproximadamente dos meses, y la segunda sentencia por el dieselgate en nuestro país no se ha hecho esperar demasiado. En los Estados Unidos –donde se detectó el fraude sobre las emisiones contaminantes-, Volkswagen ha tenido que recomprar vehículos para su ‘rectificación’ y reventa en los próximos meses. Aquí, la sentencia más reciente dictada en Palma de Mallorca contempla únicamente 500 euros más intereses por lo que la Justicia considera un fraude comercial.

En las últimas semanas, aunque ya ha pasado más de un año desde que se detectó el fraude, la polémica ha vuelto a tomar los rotativos con los diésel despiezados. En Estados Unidos hay una sentencia bastante más grave en contra del fabricante, que obliga a Volkswagen a recomprar los vehículos afectados, y algunos de sus propietarios han aprovechado la imprecisión del fallo de la Justicia para entregarlos desguazados y posteriormente vender estos componentes no entregados para sacar mayor beneficio. Mientras tanto, aquí ha llegado la segunda sentencia favorable al consumidor, pero sin llegar a la escala de recompra de los Estados Unidos.

La disparidad en los valores relativos a las emisiones de CO2 se ha considerado en Palma de Mallorca un ‘fraude comercial’. Al comprador de un Ibiza 1.6 TDI la concesión le compensará con 500 euros más intereses en concepto de indemnización.

SEAT Ibiza 1.0 MPI 75 cv

Un fraude comercial por el engaño sobre las emisiones de CO2, no de NOx

El dieselgate destapó un fraude sobre el proceso de homologación en los Estados Unidos. El fabricante había estado instalado en sus vehículos un software capaz de detectar cuándo estaban siendo sometidos a las pruebas de homologación y modificar el comportamiento del motor en consecuencia, para reducir su rendimiento de forma automática y rebajar así las emisiones de NOx. Pero a consecuencia de lo mismo se han producido también variaciones en las emisiones de CO2, que no son tan graves y en nuestro país ni siquiera deben ser ofrecidas a nivel comercial. Es el ‘engaño’ que se contemplaba en la demanda contra Volkswagen, y la resolución no es tan favorable al consumidor precisamente por este motivo.

Relacionado:http://motor.adslzone.net/interesante/deberias-llevar-diesel-mas-alto-revoluciones

En cualquier caso, la Justicia en Palma de Mallorca ha determinado que, contra el comprador de un SEAT Ibiza 1.6 TDI, la concesión del Grupo VAG ha cometido un fraude comercial por la disparidad de los datos relativos a las emisiones de CO2 del vehículo vendido. El comprador desembolsó 11.000 euros por él, y la Justicia ha determinado que se tendrá que compensar al mismo con 500 euros más intereses en concepto de indemnización. En este caso, sin embargo, el consumidor se seguirá sometiendo al proceso legal más amplio, según el cual habrá modificaciones para los 1.6 TDI, pero no le será devuelto el importe pagado por el vehículo, ni se recomprará como en los Estados Unidos.

Vía > Test Coches

Compártelo. ¡Gracias!