Oliver Schmidt (Volkswagen) detenido por el FBI por el ‘caso dieselgate’

Escrito por
Noticias
0

El ‘dieselgate’ se descubrió hace más de un año y el fabricante alemán respondió de inmediato renovando la cúpula de su directiva, responsabilizándose de esta manera por el fraude contra los consumidores y organismos contra las emisiones contaminantes. Pero ahora el FBI ha detenido al directivo por conspiraciónfraude contra los Estados Unidos, después de haber ocupado el puesto como director de la Oficina de Cumplimiento de Normativas de Volkswagen América entre los años 2014 y 2015.

Con la intención de zanjar el ‘dieselgate’ en los Estados Unidos, el fabricante alemán tiene reservados 15.000 millones de dólares. Actualmente la situación se encuentra en negociaciones con el Departamento de Justicia norteamericano, y lo más reciente había sido la declaración de James Liang que aceptó ser culpable en el ‘escándalo Volkswagen’. Entre los próximos pasos en la evolución de este caso de relevancia a nivel internacional, que en España sigue un camino paralelo, está la intención de la multinacional alemana de resolver la cuestión económica antes del 20 de enero, que es cuando Donald Trump llegará a la Casa Blanca. En cuanto a la detención del ex directivo Oliver Schmidt, aunque no hay información oficial por ninguna de las partes, se espera que se declare culpable por los cargos que se le imputan.

Volkswagen reconoció el fraude sobre las emisiones contaminantes y tiene reservados 15.000 millones de euros para resolver las consecuencias legales.

El dieselgate avanza con la primera detención del FBI ¿qué hizo Oliver Schmidt según la Justicia norteamericana?

En base a lo declarado por James Liang, Volkswagen gestó el fraude en el año 2006, y en este contexto hay varias demandas presentadas contra Volkswagen que apuntan a explicaciones técnicas falsas por parte de Oliver Schmidt a la EPA, el principal organismo contra las emisiones contaminantes. De hecho, anteriormente, en el año 2015, el directivo de la multinacional alemana ya reconoció de forma pública que sí, existió un dispositivo de diseñado para disimular las emisiones de NOx en las mecánicas diésel del Grupo Volkswagen. Concretamente, según los registros hechos a posteriori, Volkswagen habría superado en 40 veces para ciertos modelos los máximos permitidos por los organismos de los Estados Unidos.

Relacionado:http://motor.adslzone.net/noticias/la-justicia-vuelve-castigar-volkswagen-espana-dieselgate

En las últimas semanas se ha podido ver cómo la re compra de modelos afectados, entre los que hay más de 11 millones vendidas, ha arrancado en los Estados Unidos con varias polémicas. Los consumidores, tratando de devolver a la compañía alemana la estafa con las emisiones contaminantes, han aprovechado la imprecisión de la sentencia en contra del fabricante desmontando sus vehículos antes de entregarlos a los concesionarios. Respecto a esto, la Justicia en los Estados Unidos ya se ha posicionado firme y a favor de Volkswagen, pero el caso del dieselgate continúa su curso en la vía legal, y ya se ha cobrado su primer detenido por el FBI: el directivo Oliver Schmidt que, previsiblemente, declarará por los cargos que se le imputan en las próximas horas.

Compártelo. ¡Gracias!